Pepe

Poema de Los viajes de Diosa dedicado a las víctimas del sistema capitalista, depredador y salvaje, y a quienes se solidarizan con ellas con su generosidad personal y política. Con la esperanza de que se produzcan cada vez más eclipses de esas lunas cuadradas y frías, de esas neveras limpias y peladas que se abren en la oscuridad de la cocina. Con el deseo de que muchos bienhechores, como Pepe, a quien a veces se le ve camino del cajero automático acompañado de gente que necesita dinero para alimentar a sus familias, avancen desde su hermosa generosidad a la solidaridad transformadora. La crisis es el producto de la negligencia de los mal llamados “creadores de riqueza” y de la incompetencia de los políticos. Ningún “contrato único” ni ninguna promesa de crecimiento económico privado puede aliviar esta situación. Necesitamos tomar conciencia de las razones que hay detrás de tanto sufrimiento para encontrar soluciones adecuadas y duraderas.

La transvida

Las uvas
no mueren vendimiadas en verano,
transviven vencedoras en el vino,
como el poema en la canción,
como la madre en su niño.

Pero el soldado…

…el soldado muere por la patria,

como el dialecto por la lengua,
la noticia por el medio,
el crítico por la cátedra
o el poemario por el premio,

como el obrero por la empresa
o el viaje por el transporte,
como el juego por el deporte
o la vaca por la hamburguesa,

sacrificados por él y en él,
en la unidad de un espíritu falso,
sin honor, a toda hostia,
por los años de los años,

Amén

Tony Martin-Woods

Copyright © 2014. Tony Martin-Woods (A.M.A.)
Todos los derechos reservados. All rights reserved.

Publicado en Los viajes de Diosa.

Foto: Cementerio en Adel, Leeds.